Saltar al contenido
La Redacción

Más allá del purgatorio

13 marzo, 2020

Más allá del purgatorio. Sea cual sea el juicio sobre lo que a continuación redactaré, cabe destacar que la única intención es la de compartir, con todo el debido respeto a la comunidad, por su creencia y libre albedrío.

Existen diferentes teorías que hablan acerca de la vida después de la muerte, y aunque jamás creí que algún día podría incluso hablar al respecto, pero debo confesar que después de lo que experimenté, inconscientemente abrió mi interés por completo. 

No puedo confirmar que se tratara de un sueño común y corriente, dado a los efectos que sentí esa noche en mi cuerpo después de haber tenido tal visión. Lo que puedo asegurar es que fue lo suficientemente real e impresionante, que me sigue costando trabajo el poder olvidarme de cada detalle de ese lugar. 

Me encontraba en lo que parecía una ciudad perdida, donde era fácil juzgar que el sol jamás había llegado hasta ahí.

Sólo una pequeña, débil y lejana luz la cual me hacía pensar que podría tratarse de lo más parecido a la luna llena, me permitió contemplar la extraña arquitectura de aquella ciudad olvidada en el tiempo. 

Como un cortometraje en blanco y negro, la ciudad en tinieblas no conocía los matices de la naturaleza, sus edificaciones (por así llamarlas) eran lo más parecido a monolitos, semejantes en forma a la Torre del Diablo de Wyoming, E.U., pero éstas construidas en miniatura y con mayor inclinación que la Torre de Pisa, en Italia; en el interior sus paredes eran completamente lisas que parecían haber sido pulidas a la perfección. 

De las incontables incógnitas y dudas que pasaban por mi mente, el horror tomó lugar al momento de ingresar a la lúgubre edificación. Me di cuenta que no estaba solo en mi visita, y fue cuando los inquietantes huéspedes provocaron mi exaltación al verlos deambular incesantemente, por lo cual parecía que desconocían de mi presencia. 

La expresión en sus rostros era inconfundible por la ira, furia, pena, dolor y locura. Sus ojos estaban abiertos pero carecían de iris y sus pupilas habían desaparecido. Note que algunos murmuraban contra la pared extraños dialectos, otros horrorizados y llenos de dolor rasgaban las paredes y sus rostros de desesperación en medio de espantosos alaridos , hasta que pude distinguir en uno de ellos que apuntaba hacia las alturas con una ira temiblemente desafiante acusando al creador por su aprisionamiento . 

De no ser por su temible aspecto, juraría que se trataba de mismos demonios dentro de los cuerpos de quienes alguna vez habían sido personas.

Fue así como me di cuenta que estaba en un lugar donde las almas de los muertos llegan para después ser juzgadas, en un lapso donde el tiempo parece que no existe. 

Invadido por el terror y la locura de lo que por extraña razón me encontraba en ese plano, y ver el desgarro que en vida jamás se puede apreciar en las personas, ni siquiera en el peor hospital psiquiátrico, solo pude buscar auxilio en las plegarias que por el impacto me era casi imposible realizar. 

Estando ahí camine hacia un marco que conducía a una sala uniforme, donde una especie de escalones como fachada subían hacia la nada, y en ellos un alma se encontraba recostada en ellos totalmente paralizada. Me impactó observar sus ojos cubiertos de una neblina que los blanqueaba por completo al mismo tiempo que note que sollozaba una especie de lengua muerta. 

Continúe mi andar pero cada marco conducía a más caminos de los cuales temía que me llevarán a un laberinto, por lo que decidí regresar rápidamente mientras aumentaba el el volumen de mis plegarias, ya que los lamentos eran incesantes, los alaridos eran más intensos y el comportamiento de ellos con más violencia, como si mis oraciones alterarán el lugar, por lo que comencé a acelerar mi paso para alejarme. 

Mientras lo lograba pude escuchar un fragmento de las acusaciones de aquel ser hacia el creador, donde reclamaba con toda su ira diciendo NO ES MI LUGAR… LÍBRAME DE AQUÍ, apuntando todo el tiempo hacia la pequeña luz que me permitió contemplar el lúgubre escenario. 

Por una extraña razón sentí una angustia que aumentaba al igual que mi palpitar, por lo que mis plegarias subieron el volumen suplicando por mi bienestar, mientras el miedo y la desesperación se apoderaban cada vez más de mí.

Fue hasta que conseguí alejarme dirigiéndome a los límites de aquella ciudad, donde la completa oscuridad terminó por hacerme sentir a salvo del horror. 

Una vez ahí me encontré perdido en la peor oscuridad que el ojo humano puede contemplar. A pesar de que no podía ver en absoluto dada la situación, note que el único sonido era el de mi respiración y cualquier expresión que salía de mi boca, ni siquiera mis pasos emitían sonido alguno, por lo que de nuevo mis sentidos fueron víctimas de la confusión. 

El silencio de ese espacio extrañamente provocó que mis oídos comenzaran a escuchar un silbido en mi interior, el cual iba acompañado de una vibración que recorría todo mi cuerpo. El sonido en mi interior comenzó a volverse ensordecedor al igual que la vibración aumentaba, llegando al punto en que logré llenar mis pulmones de aire en una profunda inhalación, y al recuperar la visión note que me encontraba en mi habitación. 

Mi corazón acelerado recuperaba su ritmo poco a poco, el hormigueo en mi cuerpo comenzaba a desvanecerse y el sonido ensordecedor disminuía el volumen dentro de mí. Respiraba de manera acelerada, miraba de un lado a otro preguntándome sobre el lugar en el que había estado.

No cabe duda que lo que experimenté abrió miles de interrogantes, las cuales me he dado a la tarea de investigar a fondo incontables teorías que me puedan acercar a la respuesta sobre el lugar que visité. Se que habrá incluso conclusiones de personas con conocimientos que puedan determinar sobre mi experiencia. 

Si aquel lugar existe espero jamás volver a verlo; es tan impactante que me atrevo a asegurar que ni la persona más culta, religiosa, incrédula o poco sensible podrían soportar por gusto propio. Pese a los detalles con los que describo a aquellos seres y su morada, no se acercan al horror que se percibe estando ahí. 

Si existe el paraíso, el purgatorio o un infierno, mi perspectiva sobre ello ha cambiado desde entonces y para siempre… 

Regístrate aquí y recibe $15 pesos de bienvenida

English Version